lunes, 16 de marzo de 2009

REVELACIÓN. Habla el biógrafo de Borges

Su matrimonio habría sido nulo


SEGÚN ALEJANDRO VACCARO, EL AUTOR DE “EL ALEPH” NO PODÍA CASARSECON MARÍA KODAMAPUES NO SE HABÍA DIVORCIADO DE SU PRIMERAESPOSAELSA ESTETE MILLÁN.

BUENOS AIRES [EFE/EL COMERCIO]. “El matrimonio que contrajeron Jorge Luis Borges y María Kodama no es legal”, aseguró Alejandro Vaccaro, presidente de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) y biógrafo del legendario autor de “El Aleph”.

En unas declaraciones publicadas por el diario “Crítica”, el biógrafo de Borges se declaró blanco de una campaña de Kodama para desacreditarlo a raíz de diferencias sobre la difusión de obras del escritor argentino fallecido el 14 de junio de 1986 en Ginebra y sepultado en el cementerio Plainpalais de la ciudad suiza.

“El casamiento de Borges y Kodama es nulo porque él no se podía volver a desposar: ya estaba casado desde 1967 con Elsa Estete Millán, de quien se había separado en 1970 sin divorcio, porque este no existía en esas fechas en Argentina”, aseguró.

Borges y Kodama se casaron por poderes en un registro civil de la localidad paraguaya de Colonia Rojas Silva el 26 de abril de 1986, poco antes de la muerte del escritor debido a un cáncer de hígado.

Vaccaro hizo estas declaraciones después de que a fines de febrero Kodama lo acusara de hostigarla y exigiera que la dejara “trabajar en paz”, en medio de una polémica sobre una recopilación de las obras de Borges que el biógrafo del escritor considera “plagada de descuidos”.

“María Kodama está en campaña para descalificarme porque yo no opino como ella”, puntualizó Vaccaro.

El presidente de la SADE sostiene que en las recopilaciones de artículos de Borges publicadas por Kodama se le atribuyen al escritor “seis seudónimos que no son de él”.

“Le pido a ella que averigüe quiénes son José Tuntar y Andrés Corthis, a quienes ella señala como seudónimos de Borges y son personas que existen”, remarcó.

La polémica estalló a comienzos de año, cuando Vaccaro publicó una nota en la revista dominical de “Crítica” titulada “Los descuidos de María Kodama”, quien luego se quejó de ser blanco de ataques permanentes de parte del biógrafo.

Vaccaro también negó haber apoyado un proyecto para la repatriación de los restos de Borges al que Kodama se niega de modo tajante. La repatriación fue impulsada por la diputada argentina María Lenz en un proyecto de ley que la legisladora desistió luego de presentar al Parlamento.

UN AMOR OTOÑAL
Tras la muerte de la madre de Borges en 1975, el escritor se acercó más a quien primero fue su alumna y más tarde su secretaria: María Kodama. Ambos compartirían algunos viajes y se convertirían en marido y mujer, ya en la senectud del escritor.

En 1986, Borges fijó su residencia en la ciudad de Ginebra, en Suiza, y en abril de ese mismo año se casó con Kodama. Sin embargo, la unión no duró mucho, pues el escritor murió poco después.

 Empresa Editora El Comercio.